Da gusto empezar el mes de septiembre con una cita de esas que te recuerdan por qué estás metida en este trabajo y por qué lo amas tanto. La asociación Metal Bats HMC, es un club sin ánimo de lucro que se fundó hace más de diez años (en 2007) y a base de constancia y buen proceder, ha sabido hacerse un hueco en la escena valenciana montando  veladas de metal a cascoporro. Servidora nunca ha sido socia activa, pero sí que he asistido a varias de estas veladas.

Este pasado sábado 10 de septiembre había dos citas dos muy interesantes y dignas de asistir pero evidentemente la distancia y la comodidad jugaron mucho a la hora de decidir a dónde acudir. Así que por razones obvias, la sexta edición del Metal Bats ganó por la mano. El cartel estaba compuesto por cuatro bandas: dos británicas y dos nacionales. De todas sólo conocía a los madrileños Holycide (segunda razón por la que ganó esta propuesta) y tenía muchas ganas de repetirlos. A los otros tres Evil Hunter, Toledo Steel y Wytch Hazel no los conocía de nada por lo que quise que me sorprendieran en directo y me fui de campo y playa con los deberes por hacer. Así pues, mis impresiones acerca de su propuesta musical, probablemente o diste mucho de lo que hacen o se acerque bastante. Dicho esto, que nadie se ofenda por mis sinceras y honestas opiniones.

Con un retraso de más de un cuarto de hora sobre el horario previsto (que arrastraron todas las bandas hasta el final de la noche), el festival lo abrieron los EVIL HUNTER. El quinteto empezó muy animado dándolo todo con el tema ‘Guardian Angel’ y ya desde los primeros acordes quedó claro que lo suyo es un Heavy Metal un tanto Soft, muy encarado al Power / Epic Metal y con muchas intenciones manowarescas (quizá no sean conscientes de ello, pero así es).

Evil Hunter

A nivel estrictamente musical, la banda suena bastante aplomada. Nadie suena por encima del otro, lo que demuestra que están muy acoplados aun teniendo en cuenta la baja de última hora de su guitarra que fue suplida por Cecilio de los muy aclamados Ankhara, por lo que ahí no hay ‘pero’ que valga. Supremo en todas sus intervenciones. También me gustó mucho el sonido del bajo, potente y con garra. La segunda guitarra, aunque tuvo algunos problemas, también sonó muy perfecta. La batería, con mucha presencia, llevaba todo el peso compositivo y eso hacía que los temas sonasen redondos y cerrados. A nivel vocal, la voz líder se escuchó muy bien, alta y nítida y el momento a capela que se marcó para dar directrices al público asistente, lo dejó claro. Aunque un poco más melódico, a veces tenía unos dejes muy cercanos a Udo Dirkschneider.

Ahora bien. El inconveniente que Evil Hunter presenta (y de paso casi todo este tipo de bandas) es que cuando componen unas notas que ven que funcionan, se acomodan y escasamente salen de ahí, lo que provoca que la gran mayoría de canciones suenen prácticamente igual a excepción de unos pocos temas que fueron, evidentemente, los que más me gustaron. Pero como potencial hay y mucho, seguro que sabrán salirse de su zona de confort en próximas andaduras.

Temas a destacar ‘Burning Flames’, ‘Surf the Waves’, ‘Hot Leather’ y el tema que da nombre a la banda ‘Evil Hunter’.

Con mucho que ofrecer.

EVIL HUNTER en RRSS

https://www.instagram.com/evilhunterband/

http://evilhunter.net/

https://www.facebook.com/evilhunterband

Los siguientes en subirse al escenario de la 16 Toneladas, sala que dicho sea de paso, es de las mejores de VLC actualmente y que ojalá metiera todos los bolos venideros; fue el cuarteto de Southampton TOLEDO STEEL. Sinceramente he de decir que me sorprende mucho que siendo Toledo como es la cuna del acero más brillante y letal espadano; no haya habido (que yo conozca, claro…) ninguna agrupación autóctona que le haya rendido pleitesía y que tengamos que viajar kilómetros para dar con alguien… Dicho esto Toledo Steel me gustaron desde el minuto cero que entraron con ‘On the Loose’. Su estilo musical recuerda mucho a la gran NWOBHM y algunas reminiscencias de los primeros Iron Maiden son fáciles de detectar.

Toledo Steel

Su sonido es duro pero limpio, con majestuosos solos de guitarra, un bajo muy activo y mordiente y una batería potente y vibrante. En líneas generales suenan excelentes y sin fisuras. Todo ello comandado por una voz líder aguda, pero no estridente, muy clara, perfectamente impostada, con una gran dicción académica y con gran capacidad pulmonar. De los vocalistas de corte clásico que por desgracia, escasean.

Temas a destacar: todos. Pero por poner alguno ‘Speed Killer’ (un título muy judaspriestsiano), el ya mencionado ‘On the Loose’, ‘Wicked Woman’, ‘City Lights’ y el himno ‘Toledo Steel’.

Grandes, muy grandes. Un descubrimiento que ya no se olvida.

TOLEDO STEEL en RRSS

https://www.facebook.com/toledosteelband

http://www.toledosteel.co.uk/

https://www.instagram.com/toledosteelband/

Sin tiempo que perder (ya se había perdido bastante…) les tocó el turno a los madrileños HOLYCIDE, y por qué esconderlo, unos de los nombres más esperados y con los que el público disfrutó de lo lindo haciendo pogos y Wall of Death.

Holycide

El quinteto comandado por el más que conocido por sus labores extremas Dave Rotten, empezó a degüello con ‘Fist to Face’ y la cosa fue un no parar. Aunque presentaban formación nueva con la incorporación al bajo de Vicent Payá (de los mallorquines Golgotha), el sonido no resquebrajó ni un solo instante. 

A nivel musical Holycide es violencia pura y sonido hormigonera. Thrash clásico pero canalla. Cada canción es una continua demostración de solos aplastantes, batería atronadora y bajo afilado que queda evidente desde el primer tema hasta el último. A nivel vocal, aunque cuesta reconocer a Dave R. en un registro tan alejado del gutural de cavernas, en Holycide demuestra que sabe manejar otros estilos vocales e irradiar agresividad en notas más agudas. En general hace años que suenan como un todo y su sonido ya está más que definido.

Como en el caso anterior, destacar temas sería marcarse el set-list entero, pero por decir algunos ‘Annihilate… then Ask’, la muy divertida ‘Trapped by the Crappy Trap’, ‘Bonebreaker’, ‘Empty Cyber Life’, ‘No Escape’ y ‘Human’s Last Dawn’, uno de mis preferidos desde que lo escuché hace años.

Impecables y con ganas de más.

HOLYCIDE en RRSS

https://www.facebook.com/holycide

http://www.deathmetal.biz/holycide/

https://www.instagram.com/holycide_official/

Cerraba la sexta edición del Metal Bats los WYTCH HAZEL.

Mientras se iba produciendo el cambio de escenario, Servidora estuvo haciendo un poco de sociedad. Y con todos los que hablé me hablaron maravillas de los cabeza de cartel. Eso me hizo escucharles con más interés si cabe. El impacto inicial que producen cuatro tíos embutidos en mallas  con camisola blanca por encima, no tiene precio. Ese look ‘trovador’ tan inusual, ya marca que son una agrupación tirando en particular, por no decir rara. Y esas cruces en las guitarras con cinta aislante y la que llevaba el cantante en el cuello, sospechosas… sobre todo por ir derechas.

Tal y como dije al principio de mi artículo, no había escuchado nada de nadie antes para que no me quitaran la sorpresa y con éstos, fue grande. El cartel del festival los describía como Hard Rock / Heavy Metal, y es así, aunque más del primero que no del segundo. Para mí su sonido estaba muy relacionado efectivamente con el Hard Rock, pero el de los ’70, a parte de un regusto a Rock Cristiano el cual conozco pero nunca he tenido la oportunidad de escuchar en vivo. Me recordaban también a ciertas bandas suecas de Hard / Stoner setentero, pero sin el Stoner, ya que son mucho más melódicos y ligeros.

Wytch Hazel suenan en su totalidad resplandecientes. Son limpios, de líneas puras y gran tecnicismo en las guitarras. Todos suenan luminosos. La batería es rotunda pero diáfana, el bajo potente pero cristalino. Las dualidades en esta banda se hacen patentes más que en cualquier otra agrupación. Sónicamente son un ‘Todo’ y dentro de ese ‘Todo’, la voz líder destaca, a falta de un adjetivo mejor, divinamente. Su registro es claro, pleno y nítido. Eso sí. A primera fila se le oía bastante poco, suerte que la cambiar de sitio, pude disfrutar de su potencia vocal en todo su esplendor.

Wytch Hazel

La experiencia de esta banda en directo, hay que vivirla y eso se notó en las ganas que tenía su parroquia en escucharlos. Tanta devoción había que se les pidió un tema extra que tocaron gozosos.

El set list fue bastante intenso así que destacaré  canciones remarcables como ‘I am Redeemed’, ‘Dry Bones’, ‘Ancient of Days’, ‘He is the Fight’, el tema homónimo ‘Wytch Hazel’ y ‘Surrender’.

En definitiva una banda que no tenía el placer de conocer y que me han gustado mucho. Agradezco por ello a los Metal Bats HMC el haber hecho el esfuerzo de traernos.

WYTCH HAZEL en RRSS

https://wytchhazel.com/

https://www.instagram.com/wytchhazel/

https://www.youtube.com/channel/UC9sfyeIb-eDJhVPRYJtdlYg

Texto y Live fotos by: Kat S.F.