Puesta de largo la que tuvo el pasado viernes la entidad valenciana SHOWCANIBAL PROD&MANG., que nos brindó, una dosis de metal extremo como para no levantarse en una semana del sofá, porque el evento se convirtió en una auténtica fiesta del metal para muchas bandas llevadas por Vicent Perales, auténtico cerebro del asunto.

El plato fuerte de la noche, venía de la mano de los americanos MALEVOLENT CREATION, que ya visitaran VLC en septiembre de 2009. Había gran expectativa, por tanto.

TANATOSSIS

El festival, que empezó puntual a las 22:25h, se abrió con la propuesta de los alcoyanos que remite a un thrash metal de la vieja escuela con un regusto a METALLICA que ni éstos saber hacer hoy en día. La verdad es que el trío, me sorprendió muchísimo desde que los viese el pasado 29 de enero. Han mejorado una barbaridad, tanto que ni los reconocía. Unas frases de guitarra limpísimas rayando en el virtuosismo, grandes notas de bajo, una voz más clavada que nunca y una batería con un peso considerable, que convierten temas como ‘Nuclear Waste’, ‘Cholera Of The World’, ‘Acid In My Arteries’ (de su nuevo disco ‘The Darkest Reflections’) o ‘Ciencia Canibal’ en muy buenos referentes de esa banda. Su cover de ‘The Four Horsemen’, aquí reducida a ‘Three Horsemen’, les salió clavada aunque su voceras, se quedase un poco limitado en las graves, debido a que su voz en más aguda que la de J. Hetfield, aunque en su versión limpia, es muy melódica y agradable. Mejoría absoluta y una banda a no perder de vista. In crescendo.

ALTAR OF SIN

Los valencianos, son unos veteranos en la escena de nuestra ciudad y eso se nota en que cada vez tienen más aplomo en las tablas y que su formación ya está sólida y asentada. Presentaban canciones de su nuevo disco ‘The Damned Dogs From Hell’, una oda al metal thrashero con tintes death y speedico hasta sus últimas consecuencias.

Las notas en los solos de su guitarra, cada vez son más perfectas, metálicas y cerradas y las graves del bajo son contundentes y rocosas, lo cual les confiere un empaque estupendo. La batería, directamente se queda sin calificativos, porque su batera es un auténtico monstruo de ellas. Notas ciclópeas, atronadoras y de una violencia atroz que no sé como no hizo reventar los amplis, mantuvo al público un tanto asustado ante tal despliegue de potencia burra. Algunos temas de los tocaron fueron el tema-título de su nuevo álbum, ‘Sadism Circle’, ‘Metal Massacre’, ‘Claws In The Box’, ‘Bleeding The Prophet’ aunque se saltasen una de mis favoritas ‘Predator’; las clásicas ‘Death Metal Inferno’, ‘Altar Of Sin’ y algún que otro regalito como ‘Malignant On Lust’ que como siempre estuvieron compartidas a las voces por C. Overkill (guitarra) y G. Hammerhead (batera). Tremendos.

MALEVOLENT CREATION

A los americanos, tenía servidora ganas de repetirlos porque la primera vez que los vi, los suecos VOMITORY se los comieron sin concesiones. La batería para mí estaba un pelín demasiado alta respecto a los demás y la guitarra solista pegaba en demasiado estridente. Su voceras, posee un registro pleno y poderoso, con más capacidad pulmonar de la que uno cree y sin chocar con nadie en las notas. Cerrados, acompasados y compactos, ‘United Hate’, ‘Coronation’, ‘Eternal Disire’, ‘Multiple Stab Wounds’ o la que da nombre a la banda ‘Malevolent Creation’, me dejaron con una buena impresión. Clásico redescubrierto.

REINCARNATION

La propuesta de los almerienses, es un tanto peculiar. Sus canciones intentan tener un toque novedoso con la intro de elementos sacados de películas, algo que en su momento ya explotaron los gallegos MACHETAZO mezclado con un sonido un tanto grindcoreta.La guitarra, sufre tal nivel de maltrato musical que es increíble que las cuerdas lo resistan. El bajo, a veces se queda un poco sordo y la batería está bien asentada, aunque un tanto estridente. El único problema que les veo es que, a veces se mueven mucho en las mismas notas haciendo que los temas suenen muy parejos unos de otros. Para una servidora, lo mejor sin duda es la voz. Su voceras posee ese tipo de registro gutural de caverna submarina, que siendo tan subterráneo como es, llega a ser incluso “jugoso”, si se me permite el adjetivo. Evidentemente, no se le entiende ni una sola sílaba, pero sobre parecer monótono a veces, tiene varios matices. Tocaron ante un público ya medio muerto temas como ‘The Reflection Of Hate’, ‘Fucking Race’, ‘Memories Of A Lifetime’ y ‘Reincarnation’. Muy compactos y sólidos.

GUILLES DE RAIS

Después de tanta metralla y nuclear assault a toda máquina, la propuesta de los castellonenses se agradeció. Con su fusión de rock metalizado o metal rockero, despertaron al público haciendo incluso bailar a más de uno. Su sonido es muy melódico, con guitarras limpias y un bajo correcto más una batería que, aún siendo dura, en comparación con las anteriores quedaba incluso relajada. Su voceras, de registro agudo pero no cargante, se defiende estupendamente en temas como ‘Gentleman’s’, ‘Evolutive’, ‘Clone’ o ‘Scorned’. Ya los encontré entretenidos cuando los vi hace meses con los VISCERAL DAMAGE, y esta vez aún me gustaron más. Refrescantes.

ANVIL OF DOOM

Los de Jerez de La Frontera, entraron a última hora en el festival y tuvieron la difícil misión de cerrar unas seis horas de música ante un público altamente derrotado.

Su propuesta, es muy nórdica. Me explico. Su voceras, usa un registro agudo y desgarrado muy bien ajustado al que no tapan sus compañeros en ningún momento. La batería, es muy potente, con el bombo trabajando a destajo. La sección rítmica, suena acoplada y rigurosa, tanto en las notas cristalinas de guitarra como en las graves de bajo. Todo junto, otorga unos pasajes de cadencias doomeras clavadas y bien construidas. La verdad es que a su lado los SWALLOW THE SUN, por poner un ejemplo, no tienen nada que escupirles. Tocaron temas propios como ‘The Chase’ y ‘The Crown’ pero se salieron en la versión revisada y metalera del clásico de PINK FLOYD ‘The Wall’ que todo el mundo coreó y en la de ‘Conquer All’ de mis adorados polacos BEHEMOTH, la cual clavaron en ese solo de guitarra que Nergal tan sabiamente ofrece, pero mucho más metálico y contundente. Sorpresa muy agradable.

Y con ellos se dio carpetazo a un señor festival creado con mucha ilusión y esfuerzo. Ahora toca repetir y superarse.

  • Crónica y fotos: KAT S.F.