El gran acontecimiento que desde hacía años rondaba por la cabeza del productor valenciano Félix Jiménez de The PentagramProd. se celebró el sábado pasado para disfrute de los amantes del extreme metal llevado a sus máximas consecuencias.

TERRORIFIK SHOW

Perdón para los Terrorik Show, pero un problema técnico en la cámara, impidió que sacáramos fotos de su concierto.

Los de Bétera, fueron los encargados de abrir la caja de los truenos. Con un sonido muy del thrash clásico en las guitarras, una batería un tanto ‘hueca’ y un bajo algo flojito, lo más remarcable era su cantante que sobre tener una voz muy grave, se le entiende a la perfección. Aún con todo lo dicho, saben crear buenos himnos aptos para empezar a formar pogos a la media hora de abrirse las puertas. Podrían ser mucho mejores puesto que las notas se repiten un poco. Algunos temas que sonaron fueron ‘Gürtel’, ‘Narcocityzen’, ‘Castillos de Arena’ y ‘El Silencio de los Cómplices’.

GRAVEYARD

Los de Barcelona son unos valedores del death metal con fuertes notas de bajo, batería con pegada, una voz muy grave y bien asentada y unas frases de guitarra curiosamente limpias, que ofrecían unos temas que a veces jugueteaban con un espeso doom lleno de matices. Entre otras canciones tocaron ‘Wormfeat’, ‘Necrology’, ‘Into The Mausoleum’ o la celebrada y muy clavada versión de los BOLT THROWER ‘Cenotaph’.

LOOKING FOR AN ANSWER

Los de Madrid ofrecieron unos himnos secos, crujientes y furiosos que combinan la agresividad y retorcimiento del grindcore con la violencia y rapidez del punk más crudo.

Batería de metralleta, guitarras afiladas, un bajo sangriento y un voceras inalterable en pose pero de registro gutural impecable para temas como ‘La Matanza’, ‘Tumor’, ‘Embestida’ canción que sintetiza toda su música; ‘Los Humanos También Son Carne’ o las aclamadas ‘Marcha hacia la Extinción/ Extinción’.

INTERMENT

Ver a una banda escandinava es seguro de perfección. Y el trío de suecos es un engranaje sin fisuras de notas duras y pétreas tanto en guitarras como en bajo más el nuclear assault del baquetas.

La voz, más aguda de registro que la de todos sus compañeros de festival, queda muy bien por lo cortante y rasgada. Death ‘old school’ plasmado en temas como ‘Torn From The Grave’, ‘Infernal Damnation’, ‘Night Of The Undead’ o ‘Morbid Death’.

SEVERE TORTURE

La expectación para ver a los holandeses era enorme aunque a una servidora la dejaron fría. Aunque las canciones estaban bien ligadas, suenan un poco repetitivas debido quizá a la monotonía en los parches. El bajista podría ser más duro y juntarse con las notas de guitarra que son bastante graves.

El voceras, un tío simpático, poseía un registro gutural muy agradable. Sonaron temas como ‘Unholy Misconception’, ‘Buried Hatchet’, ‘Feces’ o ‘Carnivorous Force’.

MACHETAZO

La expectación era máxima y se notaba en lo abarrotada que estaba la sala. La banda gallega cuenta con varios atractivos como que su bajista es el cantante de los LOOKING FOR AN ANSWER y que el cantante es el encargado de arrearle a los parches con la misma agresividad con la que escupe por el micro.

Musicalmente son rápidos, de líneas muy sucias pero reconocibles y que enganchan a la primera. Sonaron los temas ‘Banquete Funerario’, ‘Yo fui un caníbal adolescente’, ‘Tu piel se pudre y cae’, ‘Garrote Vil’ o las celebradas y esperadísimas ‘Torso’ y ‘Sex And Violence’.

ATARAXY

Los zaragozanos se topetaron con la difícil misión de cerrar el festival, tarea con la que nadie quiere cargar.

Su entramado musical, es muy complejo con unas cadencias muy doomeras pero sin perder violencia aunque a veces suenen un poco monótonos. La batería es muy buena pero el bajo adolece de presencia. Su voceras posee un registro muy poderoso y grueso que a mí me despejó tras tantas horas de metralla burra. Algunos temas que cayeron fueron ‘Hear The Ghouls’, ‘Undead’s Attack’ y ‘Towards The Inquisitors Pyre’.

Con ellos se cerró un tremendo festival con una entrada fantástica y gentes venidas ex profeso que nada tuvo que envidiar a los que se puedan hacer fuera.

Crónica y fotos: Kat S.F.