Domingo. El Día del Señor. Un día poco usual para que se celebre un concierto. Ya no de Death Metal, como el que nos ocupa, si no de cualquier género en general. Normalmente esto ocurre en contadas ocasiones y por el desmadre que hubo con el inicio de las actuaciones pues se demoraron más de dos horas, nos hace pensar que fue algo preparado en plan valencianía pura, un ‘dit i fet’ de tomo y lomo. También era raro que una banda de Power acompañase a una de Death, pues no acostumbran a ir juntos por cuestiones obvias. Pero como actuaban en domingo, pues eso.

Por si el descalabro horario no fuera suficiente, el cartel no respetó el orden preestablecido, aunque una Servidora, sí que lo hará. Porque aunque el dicho de “el orden de los factores no altera el producto” en esta ocasión, lo alteraba y mucho.

Así pues empezaremos por el final, que debía haber sido el principio.

No he escondido nunca que el Power Metal y mucho menos el Progressive y todas esas mezcolanzas horripilantes tipo DeathCore y variantes, son de los estilos que menos me gustan. Ni tampoco he escondido que cuando me metí en este mundillo y aún estaba descubriendo los entresijos de cada género musical, el Power fue de los estilos que más consumí en directo. La gran mayoría alemán o sueco y algunos de ellos pertenecientes a la conocida ‘Generación Bisagra’. Y sí. Conscientemente he repetido algunas, unas por tradición y otras por obligación.

El problema del Power, si bien ya empieza a reflejarse en otros géneros, es la repetición. Escuchado uno, escuchados todos. Claro está que algunos dan destellitos de calidad, pero la inmensa mayoría de estas bandas abusan de los mismos clichés: la música siempre va por el mismo camino, las voces son limpias y de registro bastante agudo y chillón en algunos aspectos, a mitad tema suele haber una caída en el tempo la mar de previsible, nunca falta la ‘baladita del disco’ y la temática sólo tiene dos opciones: o muy cotidiana rallando en cursi o demasiado épica y por ende, irrealista. Y si les da por mezclar ambas, se desata el Infierno en la Tierra.

Eyrem

EYREM no iban a ser ninguna excepción dentro del estilo. Su sonido se asemeja demasiado a Warcry, y aunque a ellos eso les pueda honrar, en mi opinión, no es para nada positivo.

La banda valenciana venía a presentar su primer disco Siervos Del Tiempo el cual editaron a finales del pasado año 2023, pero el sonido estaba tan mal acoplado que deslució bastante el resultado final incluyendo un momento en que voz e instrumentos iban por caminos diferentes.

Por suerte, de esta descompensación se salvó el tema-título ‘Siervos del Tiempo’ en la cual la voz líder, muy plena y con cuerpo, se lució mucho y el grupo sonó como un todo bien asentado. Pero el sonido siguió a lo suyo e hizo que algunos de los solos de guitarra, no se oyeran nada bien. El bajo y la segunda guitarra, ni se apercibían y la batería que en líneas generales es muy aguerrida y con mucha pegada; sonaba tan alta que acabó asolando la primera fila. Aún con todas estas descompensaciones se pudo salvar ‘Podré Volar’, otro tema muy bienvenido por el público asistente y que en conjunto está bastante bien construido.

Básicamente fue un show de Power Metal de manual que gustó mucho a los muy fans del estilo. Personalmente, considero que deberían empezar a buscar su sonido, pues base hay de sobra para ello y más con un batería que en la producción se han cuidado mucho de esconder.

EYREM en RRSS

Facebook

https://www.facebook.com/EYREMmetalofficial

Youtube

https://www.youtube.com/channel/UC82MRvk0v2Y0DBS0WB3RkHA

Instagram

https://www.instagram.com/eyremoficial/

Los holandeses ABRUP DEMISE, en activo desde 2010, no editaron hasta 2020 su primer largo bajo el más que adecuado título de To Pleasure to Kill and Grind. Un sibilino guiño al Pleasure to Kill, el segundo disco de los alemanes Kreator editado en 1986, todo sea dicho de paso.

Abrup Demise

Ya desde los primeros compases de ‘Machines of Blood’ queda claro que nos encontramos ante una formación que practica un Death Metal muy Old School, con un gran peso en las baterías, unas guitarras muy afiladas, un bajo crujiente y un juego de dos voces, una líder áspera y cortante, y otra para las segundas voces, más grave y cavernosa muy bien ensambladas.

El sonido de los neerlandeses en general es rápido, quebrantacuellos y crudo. Pero eso no les impide hacer cadencias y meter solos magníficos para darle gran profundidad a los temas.

Del set destacaremos ‘Mutual Mutilation’ con una base de batería extra violenta, ‘End Of Life’, ‘Cannibal’, ‘Abrupt Demise’ y mi favorita (y que si no me equivoco, tocaron dos veces ante el clamor popular) ‘Human Mince’ con ese tono marcial en las baterías y que se extiende por todo el tema haciéndolo estupendo y un hitazo de directo.

En general un descubrimiento más que grato para una serena tarde-noche dominical.

ABRUPT DEMISE en RRSS

Instagram

https://www.instagram.com/abruptdemise_official

Facebook

https://www.facebook.com/AbruptDemise

Youtube Tema’

https://www.youtube.com/watch?v=n4PIHHbS5l0&list=OLAK5uy_lNdF1IWEck7noHGhles60svL8ZXHungJA