Los noruegos BORKNAGAR, no son la típica banda de Black Metal noruego que muchos puedan pensar. BORKNAGAR va mucho más allá. Su sentido creador del Black, les lleva a explorar otras vertientes muy alejadas del clasicismo blacker al que el oyente-receptor medio, está acostumbrado. Así pues, querido lector, si con BORKNAGAR esperas escuchar temas de Black al uso (tipo 1349), mal vas. Aquí hay mucho más, tanto que puede que te quedes a medias en la escucha o incluso te desesperes porque no entran a saco matrako con toda la artillería, sino sólo cuando ellos lo consideran.

Conocí a los BORKNAGAR relativamente tarde, de hecho sólo tengo un disco Urd (2012) y lo adquirí simplemente porque Simen Hestnæs, o ICS Vortex, figuraba en su line up. Al abandonar Dimmu Borgir, lo echaba tanto de menos, necesitaba tanto oír su maravillosa voz, que busqué bandas en las que estuviera para poder escucharlo (Arcturus, fue la otra) y ya me di cuenta en ambas, que su concepción del Black Metal no era apto para orejas poco entrenadas.

En 2019 BORKNAGAR editó su undécimo disco de estudio titulado True North. Ya desde el nombre como desde la misma portada con su paisaje montañés azul hielo, nos dice que nos vamos a meter en un viaje que puede ser épico, iniciático o simplemente de huida. Sinceramente este viaje lo veo dentro de un barco, más pirata o menos, pero con una tripulación que busca llegar a un destino concreto aunque durante la travesía se quede alguien en el camino. Es sin lugar a dudas, un canto a su patria, a sus raíces y a su sentimiento nórdico.

El disco cuenta con 9 temas de una duración bastante considerable (no hay ninguno por debajo de los 5 minutos) pero su arquitectura sónica está tan bien pertrechada, que los hace cortos. El viaje se inicia con ‘Thunderous’ en donde las voces de Vortex y Lars se conjugan a la vez en una armonía vocal brillante. La batería tiene mucho cuerpo y las líneas, presentes a lo largo de todo el plástico; son típicas borknagarianas. Hay una leve caída en el tempo en donde Vortex le otorga una gran claridad a las líneas, que rallan un poco en lo medievo. Hacia el minuto 3.40 se recupera la nitidez en las líneas que se combinan con un registro vocal puramente Black. A mitad tema, el ritmo decae con unas guitarras limpias y suaves que recogen las notas iniciales. Es la descripción de una tormenta en alta mar.

Seguimos con ‘Up North’, un tema muy vibrante desde sus inicios en donde la voz de Vortex, manda. Aquí el barco va a toda vela con la batería muy potente y guitarras con sonido épico. Vortex se luce con su gran variedad de matices en su registro vocal, aquello que lo hecho único desde siempre. Especial atención merece la parte más pura (minuto 2 en adelante). Temazo del 20. Mi favorito con diferencia.

El tercer tema lleva por título ‘The Fire that Burns’, y a comparación con los dos primeros, empieza de modo más lento, pero dura poco. La entrada del registro Black introduce el ritmo trallero de la batería. Reaparece el dúo vocal entre Lars y Vortex, mientras el machaqueo de las baquetas, da ese punto clásico del estilo. Solo de guitarra muy puro. Es un tema de ritmos muy clásicos y nítidos al mismo tiempo, una dualidad musical al alcance de unos pocos.

En ‘Lights’, Lars hace su aparición con su registro claro y dulce para contrastar con el blacker. Parece describir la búsqueda del camino para llegar a su destino hasta que llega el día (‘in the morning light’). La melodiosa voz de Lars, explota en toda su magnitud en la parte intermedia de la canción, que le da al tema un tono más íntimo. El solo es brillante. Acaba abruptamente. Otro de mis recomendados.

Con ‘Wild Father’s Heart’ llegamos al mediotempo del álbum. Lars ofrece su registro limpio y armonioso. Las guitarras y la batería, acompañan sin estridencias. Parece explicar la historia de alguien que está a punto de entrar en el Valhalla: todo héroe en su viaje, pierde siempre a una figura importante, un mentor o un padre. Tiene unos cambios de ritmo muy interesantes y el bis es sencillamente impresionante. Maravillosa en todo su metraje y ese final con instrumentación clásica, es un plus.

Con ‘Mount Rapture’ podríamos decir que se está llegando a cúspide del viaje, o a la cima de la montaña. Es con diferencia uno de los temas más blackers del álbum, muy de los ’90, pero con la esencia que sólo Borknagar es capaz de imprimir. Se combinan los registros claros y Black y las dos voces. Musicalmente es impecable tanto en las cuerdas como en las baquetas con esos cambios de ritmos que tan bien saben hacer.

‘Into the White’ comienza con un tono muy marcial en cuerdas y baquetas hasta que llega la voz de Lars para decirte que la nieve nos cubre y la cosa se complica. Patrón de las dos voces al unísono, registro blacker rabioso y purista. El bis sencillamente, es increíble. Las voces parecen flotar y Vortex se sale. Musicalmente cerrada y sin flecos.

Con ‘Tidal’ llegamos casi final del viaje. Comienza muy suave, las guitarras son nítidas. Vortex combina registros y la batería marca las intenciones del protagonista en lo que parece ser su ascenso final. Es otro tema bastante clásico en lo que al Black se refiere. El bis es sin duda lo mejor del tema, comandado por Lars (se puede distinguir de Vortex porque es menos pleno) pero juntos son la bomba. Curiosamente es un tema con mucha luz, o al menos eso es lo que cree el protagonista. Acaba como comienza. Otro de mis favoritos.

Cierra este impresionante viaje ‘Voices’, un tema aparentemente lento con un Lars casi en un registro de chant du fôret ancestral que predomina en todo el tema apoyado con las guitarras y la batería. El protagonista está luchando con unas voces que le acechan y no sabe cómo quitárselas de encima. Los violines, aquí tiñen su monólogo de esquizofrenia. Sólo al llegar al campo, cree encontrar la libertad, pero no es así. Es una bajada a los infiernos en toda regla para la cual no hay escapatoria por muy arriba que vaya. Y sólo con su último aliento conseguirá la paz. Honestamente, jamás me he encontrado con un tema tan triste y a su vez tan brillante como este. Una joya épica y otro de mis preferidos.

Dicho esto, puedo decir sin lugar a dudas, que ‘True North’ es uno de los mejores álbums de Black Metal experimental con tintes tanto Folk como Avant-Garde que he oído. Como apunte personal, me gustaría decir que ‘Voices’, ha sido el corte que, leyendo según qué críticas (con el tiempo que ha pasado desde su publicación, la perspectiva cambia bastante) muchos de los “críticos” no entendieron de qué iba, y es algo chocante porque si una de las ventajas que tiene ‘True North’ es que prácticamente sin letras, se entiende a la perfección pues el inglés de ICS Vortex y Lars es impecable (partes claras, evidentemente).

Todo el disco es digno de elogios y merece su escucha y aquí tenéis todos los temas uno detrás otro:

https://www.youtube.com/watch?v=IEilnjj5l5w&list=OLAK5uy_lmnHBK28yabI0vnpEyeXpIO1C0IqEUZko

Borknagar actualmente son:

Lars Nedland: voces y teclados

Simen “ICS Vortex” Hestnæs: voces y bajo

Øystein Garnes Brun: guitarra

Jostein Thomassen: guitarra

Bjørn Dugstad Rønnow: batería

True North salió editado por Century Media

https://centurymedia.store/

Para seguir a Borknagar

Web Oficial

http://www.borknagar.com

Facebook

https://www.facebook.com/borknagarofficial

Instagram

https://www.instagram.com/borknagar/

Spotify

https://open.spotify.com/artist/0vxxsjcDy61x5zvrOqwHIL

Twitter

https://twitter.com/BorknagarHQ

Una recomedación personal. El tema ‘Frostrite’ del disco Urd.

https://www.youtube.com/watch?v=m6wudWKyTYI