Si algo caracteriza a estas tierras nada más tocar el supuesto ‘buen tiempo’ (que sinceramente no nos abandona ni por misericordia) es la proliferación de acontecimientos varios que se acumulan que da gusto sin olvidar la entrada masiva de los festivales de verano que ya empiezan a asomar nada más tocar el mes de abril. Así que, si alguien pensaba que este mes de junio iba a ser tranquilito, pues errado va.

Como si no hubiese pasado una semana, nos volvíamos a ver las caras (hubo varias coincidencias sorpresivas) en el Darkness de Sedaví, para otra velada de musicón puro y duro con tres bandas tres de las cuales una hacía más de cuatro años que no veía, una no la conocía y la otra no visitaba este suelo (Sedaví se entiende…) desde el mes de septiembre del 2023.

La formación que hacía más de cuatro años que no veía (pandemia mediante) eran los ENCABRONATION. De hecho, aún no los había podido ver con su actual cantante, por lo que era como si los viese por primera vez. A nivel musical ENCABRONATION siguen haciendo gala de su estilo furioso con una batería intrépida y potente de ritmo machaca, buenas notas al bajo y una guitarra ágil y bien definida, sonando todos bien empastados y consistentes. A nivel vocal, la voz líder es muy potente, de gran calidad y de registro oscuro y profundo (más que el de su predecesor) la cual sabe combinar con unas muy buenas agudas que saca sin mucho esfuerzo, aunque a veces dé la impresión de cantar un tono por debajo del que es el suyo.

Encabronation

Y aunque en general el sonido fue muy bueno y ajustado, en mi opinión hubo momentos en los que parecía que ellos iban por una parte y ella por otro, es decir, sin que sus compañeros la arroparan para sonar como un todo bien empastado. Quizá sonó así desde mi posición, pues muchas veces el sonido varía según donde se sitúe el oyente. Conjeturas aparte, ENCABRONATION ofreció un show muy memorable de su Grind rabioso de la vieja escuela. Grato reencuentro.

ENCABRONATION en RRSS

Facebook

https://www.facebook.com/people/Encabronation/100038215397264/?fref=ts

Spotify

https://open.spotify.com/intl-es/artist/1JGMLsyfGFVSi4eu6WFsPD

Instagram

https://www.instagram.com/encabronation.grindcore/

La agrupación que no conocía era GOD’S FUNERAL. He de admitir que en un principio no reconocí muy claramente por qué palo se movían, ya que su propuesta era mucho más ‘lenta’ que la anterior, lo cual bajó bastante la adrenalina del público. Tras las primeras notas de lo que parecía ser la intro a un tema y que resultó ser ‘el’ tema en sí; Servidora los identificó cercanos al Funeral Black con ramalazos Doom o incluso con el Funeral Doom (que mezcla partes del Black con el Death y el Doom), algo un tanto alejado del Doom/Death con el que se autodescriben. Lo que me llevó a pensar esto fue que en algunos temas sonaban demasiado rápidos para enclavarlos en el Doom más Purista pero demasiado lentos para el Black clásico.

God’s Funeral

A nivel musical GOD’S FUNERAL se centran mucho en la guitarra, de notas muy limpias y de regusto metálico que elabora unos solos muy técnicos y exquisitos. El bajo se mueve en una gravedad altamente consistente y potente, cercano al lodo pero sin ser el protagonista al máximo. La batería por su parte, está muy acertada con unas líneas bien definidas aunque podría ser más granítica si quisiera. A nivel vocal, la voz líder posee una gran profundidad en el tono con un registro muy grave. Así pues la propuesta doomer de los tarraconenses es altamente sorprendente con un entramado musical muy profundo y anestésico, pesado y denso pero ágil a su vez. Su actuación fue impecable, con unos temas perfectamente ejecutados llenos de pasajes muy bien construidos gracias al peso musical y a la voz líder. Si ya llegan a traer a la violinista que suele acompañarles, el Darkness se hunde fijo. Magnífico show.

GOD’S FUNERAL en RRSS

Bandcamp

https://godsfuneral.bandcamp.com/

Instagram

https://www.instagram.com/godsfuneral.band/

Facebook

https://www.facebook.com/GodsFuneral

Y la banda que no pisaba este suelo sedavinero desde hacía nueve meses eran los MORFINA. Curiosamente una Servidora dijo en ese momento (y cito textualmente): ‘Sinceramente pueden llegar a ser una de las grandes bandas del Black del futuro si siguen por ese camino.’ Y sí. Así ha sido. MORFINA ha ganado mucho tirón (no han parado de moverse en estos meses) y lo digo porque en mi caso particular, nunca había visto un llenazo tan impresionante en el Darkness como el del pasado día uno de junio.

Morfina

Y fue por ellos. Una de las grandes novedades que ha habido en los castellonenses es que ahora ya no son cuatro, sino cinco, pues han decidido incluir un bajista en sus las filas. Su propuesta de Black Metal Post-Noventero rápido y acuchillante está muy bien cerrada y gusta mucho: se vio claramente en las enfervorizadas primeras filas y en el caos que se desató. Las guitarras continúan ofreciendo ese sonido nítido y delineado que juntándose con las notas burréicas y rudas del baquetas y las notas rugosas del bajo, hacen que sus composiciones suenen redondas. En cuanto a la voz líder, ésta sonó precisa y desgarrada, ofreciendo ese regusto ‘crunch’ que tanto complementa a los temas que tocaron. En general una actuación asoladora.

MORFINA en RRSS

Facebook

https://www.facebook.com/profile.php?id=100092345170288

Instagram

https://www.instagram.com/morfina_black_metal/

Youtube

https://www.youtube.com/@Morfina-officialBand